Ley General de Sociedades Mercantiles en México: Guía completa

La Ley General de Sociedades Mercantiles es una legislación fundamental en México que regula la constitución y funcionamiento de las diferentes formas de empresas comerciales.

Desde su primera publicación en 1934, esta ley ha experimentado diversas reformas para adaptarse a los cambios en el entorno empresarial.

Conoce los aspectos clave de esta ley, brindando una guía clara y concisa sobre las diferentes formas de sociedades mercantiles reconocidas en México.

Sociedades en general

El Capítulo I de la Ley General de Sociedades Mercantiles establece las diferentes especies de sociedades mercantiles reconocidas en México. Estas son:

  1. Sociedad en nombre colectivo.
  2. Sociedad en comandita simple.
  3. Sociedad de responsabilidad limitada.
  4. Sociedad anónima.
  5. Sociedad en comandita por acciones.
  6. Sociedad cooperativa.
  7. Sociedad por acciones simplificada.

Cada una de estas formas de sociedades tiene características específicas en términos de responsabilidad de los socios, estructura de capital y funcionamiento interno. Es importante comprender las particularidades de cada tipo para elegir la opción más adecuada al emprender un negocio.

Personalidad jurídica y registro

Según el Artículo 2 de la ley, las sociedades mercantiles inscritas en el Registro Público de Comercio tienen personalidad jurídica distinta de la de los socios. Esto significa que la sociedad es considerada una entidad legal independiente, lo cual tiene implicaciones en términos de responsabilidad y obligaciones legales.

Es importante destacar que las sociedades no inscritas en el Registro Público de Comercio también pueden tener personalidad jurídica si se han manifestado como tales frente a terceros, ya sea mediante un contrato social o de otra manera legalmente reconocida.

Irregularidades y responsabilidades

El artículo 5 de la ley establece las responsabilidades de los representantes o mandatarios de una sociedad irregular.

Estos individuos serán responsables subsidiaria, solidaria e ilimitadamente en caso de incumplimiento de los actos jurídicos realizados en nombre de la sociedad.

Los socios inocentes de la irregularidad tienen derecho a exigir daños y perjuicios a los culpables y a los representantes o mandatarios de la sociedad irregular.

Objeto social y actos de comercio

El artículo 4 de la ley establece que todas las sociedades constituidas en alguna de las formas reconocidas en la ley se considerarán mercantiles.

Estas sociedades tienen la capacidad de realizar todos los actos de comercio necesarios para cumplir con su objeto social, a menos que estén expresamente prohibidos por las leyes y los estatutos sociales.

Constitución de la sociedad

El artículo 5 establece que las sociedades se constituirán ante un fedatario público, y la escritura o póliza constitutiva deberá contener ciertos elementos clave, como los nombres, nacionalidad y domicilio de las personas físicas o morales que constituyen la sociedad, el objeto de la sociedad, su duración, el importe del capital social, entre otros aspectos importantes.

Además, se establece que la sociedad por acciones simplificada se constituirá a través de un procedimiento específico establecido en la ley.

Conclusión

La Ley General de Sociedades Mercantiles es una herramienta legal esencial para aquellos que desean emprender un negocio en México. Comprender las diferentes formas de sociedades mercantiles y sus implicaciones legales puede ayudar a los emprendedores a tomar decisiones informadas y a estructurar sus empresas de manera adecuada.

Es importante consultar y asesorarse con expertos legales para asegurarse de cumplir con todos los requisitos y regulaciones establecidas.

Como expertos en constitución de sociedades, podemos guiarte en este proceso para que tu negocio cumpla con todos los requisitos al pie de la letra.

Constituir una sociedad mercantil en México es más sencillo cuando se tiene el apoyo adecuado. Si está pensando en iniciar un negocio, no dude en contactarnos. Estaremos gustosos de asesorarte para que tu empresa nazca con bases sólidas.

Compartir